FILOSOFÍA DEL DESARROLLO ECONÓMICO

Por Héctor Hugo Camacho

PARTE (1)

El objetivo de la economía son los bienes materiales escasos que sirven para satisfacer necesidades. Actividad humana en su relación con la producción y el consumo, de esa mercadería o servicio dándole un valor. Todos los casos tienen un valor inicial, aumentarlo es producir. Este aumento de valor se consigue no solamente reproduciéndolos y transformándolos, sino también extrayéndolos, trasladándolo de un lugar a otro, guardándolo para el futuro, cambiándolos. De allí la industria la que aumenta su valor. Por otro lado, también aumenta su valor si la retiramos de circulación una mercadería cuando abunda. El cambio también de mayor valor.

Por eso la circulación (cambio) de los bienes y servicios, forman parte de la producción de los bienes materiales. La distribución y el consumo son los últimos pasos de la actividad económica para satisfacer las necesidades materiales escasas del hombre que es el fin inmediato de la economía que debe constituir tal desarrollo, la lucha por una vida mejor.

Mejorar los bienes materiales

Hay muchos que consideran que desarrollo económico tienen que ver con aumentos de la producción o ingreso nacional total, dejando de lado el aumento per cápita; aumento de la producción total;

Aumento per cápita nada más dejando la producción; aumento de la producción per cápita con la disminución de su valor de uso de la mercadería y servicio debido en una peor distribución que paso a mano de los que menos necesitan.

La distinción entre crecimiento y desarrollo

El desarrollo tiene que ver con un crecimiento gradual, armónico y no anárquico.

Desarrollo etimológicamente significa la acción de dar incremento a una cosa o ser del orden físico, intelectualmente o moral.

La economía como venimos diciendo trata de producir bienes materiales y servicios para satisfacer las necesidades del hombre.

El desarrollo tiene que ver con aumento estructural de la producción. El desarrollo exige armonía, orden y unidad es por esa que está limitada por escases.

La causa final: lo que va ordenando el desarrollo

Causa Material: los recursos naturales son limitados, escasos.

Causa Formal: modelo, cualidad que tiene los recursos naturales en orden de satisfacer.

Causa ejemplar: el concepto de desarrollo que se tenga será esta causa que sirve de norma al desarrollo.

El desarrollo económico tiene una característica que no tienen en cuenta en toda su amplitud muchos de los que se ocupan de este desarrollo.

El desarrollo económico está limitado por sus causas, no solamente por la causa material y eficiente; sino también por la causa final.

El desarrollo económico tiene que ir unido y proporcionado al desarrollo social, de modo que todas las clases sociales de ciudadanos se beneficien equitativamente del aumento de la riqueza nacional.

El desarrollo económico para alcanzar su fin debe ir acompañando del desarrollo moral.

Una buena parte de la población mundial no tiene los bienes materiales suficientes para una vida sana y mucho menos para cumplir con sus fines. A la mayoría les faltan bienes de consumo y de producción. El aumento de la de población debido a la disminución de la mortalidad infantil y a la prolongación de la vida de los adultos, hace aún más necesario el desarrollo económico.

El Estado, cuidador del bien común, pone gran empeño en este desarrollo. Los que tienen recursos naturales están obligados a emplear por sí o por otros con miras a ese desarrollo. De ahí que los países más ricos están obligados a colaborar en este desarrollo. También suelen equivocarse no pocos al tomar como medida del desarrollo económico la renta per cápita calculada en dólares. También suelen olvidarse al comparar la renta nacional de varios países, es la distribución de esa renta, siendo así que una distribución equitativa puede hacer que una nación este mejor con menos renta.

Es posible también que un país se enriquezca o se haya enriquecido a base de la injusticia.  

La filosofía del desarrollo económico es necesario en primer lugar para satisfacer el deseo material que tiene el hombre de conocer las últimas causas de las cosas.

Por Héctor Hugo Camacho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *