Mundial 2022: pulgar arriba de la FIFA a la nueva ley laboral en Qatar

La FIFA aplaudió la promulgación de una nueva ley laboral en Qatar.

El ente que rige el fútbol mundial, y que sigue de cerca la organización del Mundial 2022, festejó por la nueva normativa. “Es un paso adelante significativo”, opinaron.

“Expresamos nuestras sinceras felicitaciones al Estado de Qatar por este paso adelante tan significativo”, resumió la entidad, que había sido “acorralada” por una serie de denuncias de organismos internacionales sobre el trabajo esclavo.

Amnistía Internacional fue la que llevó la voz cantante en su momento sobre las pésimas condiciones laborales a las que eran sometidos los “trabajadores golondrina” procedentes de países vecinos, a quienes incluso se les retenían sus pasaportes.

Obreros explotados hasta el agotamiento físico que, según ese mismo organismo, llevó a cientos de ellos a la muerte desde que se iniciaron las obras una vez que Qatar resultó electo como sede del Mundial 2022.

Una Copa del Mundo sospechada desde aquella elección que consagró simultáneamente a Rusia como organizadora de la que se jugó en 2018 y que por las altas temperaturas obliga a disputarla a fines de ese año, en pleno invierno.

El Mundial de Atletismo que se realizó en Qatar el año pasado, y sobre todo las maratones masculina y femenina, alimentaron ese cambio de calendario también pese a que el país erigió estadios con aire acondicionado para los deportistas.

Escenarios monumentales que se construyeron con el sudor, las lágrimas y hasta la sangre de miles de trabajadores, para muchos de los cuales esta reforma de las leyes laborales llegó demasiado tarde.

Para la FIFA, en cambio, representa un motivo de festejo, como quizás lo sea para los obreros que a partir de ahora podrán cambiar de empleador sin necesidad de pedirle permiso a sus patrones.

Trabajadores que a partir de la aplicación de la ley gozarán de un salario mínimo, sin discriminación alguna, gracias al apoyo del órgano internacional por los derechos del trabajo (ILO), que “jugó un rol fundamental en el cambio”, según la FIFA.

“Esto representa el inicio de una nueva era en el mercado laboral qatarí”, afirmó la entidad presidida por Gianni Infantino, quien se dijo “realmente muy feliz de que todos los esfuerzos redunden en progresos significativos en materia de derechos”.

“Mucho antes del puntapié inicial (el Mundial, Ndr), esto representa la piedra angular y refleja la capacidad de la FIFA de contribuir con los cambios positivos”, completó el dirigente ítalo-suizo.

Con esta reforma legislativa promulgada el 30 de agosto, Qatar pasó a ser el primer país de la región en adoptar un salario mínimo no discriminatorio y desmantela el viejo sistema “kafala”.

Un sistema de patrocinio que favorecía la explotación de los trabajadores migrantes, sobre todo en la industria de la construcción y en el trabajo doméstico, vigente en Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Omán, Kuwait e Irak.

El salario mínimo entrará en vigencia seis meses después de promulgada la ley y garantizará un ingreso de mil riales, 230 euros mensuales, a todos los trabajadores, sean o no qataríes, de todos los sectores, que se estiman ascienden a unos 400.000.

Los empleadores, además, estarán obligados a velar por un alojamiento y alimentación dignos para sus empleados, según establece la nueva ley, que también saludó la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *