Carne: en 2023 recién se normalizará el mercado

La semana pasada fue de fuerte actividad con novedades (buenas y malas) en casi todos los rubros. Un seminario internacional de carne (IPCVA) con casi 3.000 asistentes.

Novedades (buenas y malas) en casi todos los rubros. Carne, leche, y Vicentin, entre los temas de la semana. Dicen en el campo…

Dicen en el campo…

…que, siguen multiplicándose los encuentros virtuales, aunque pocos tan multitudinarios como el seminario internacional de carne, del IPCVA, que reunió a casi 3.000 participantes de todo el mundo, y que dejó valiosas conclusiones y datos. El primero es que el “piso” del comercio internacional ya pasó (en junio) y ahora viene el rebote (lo que ya se nota en algunas cotizaciones, como la de la Cuota Hilton), aunque la recuperación no va a ser abrupta (en V), sino más paulatina. También, que aunque los precios son más bajos, la tendencia de recuperación es sostenida. El “doble golpe” al mercado mundial, por la Peste Porcina primero, y por el Covid después, obligan a un reacomodamiento progresivo, que incluye cambios de hábitos, incremento del e-commerce, más trazabilidad, supermercadismo, etc. La caída de la demanda Horeca (hoteles, restaurants y caterings) también contribuye a la depresión relativa de los precios dado que es la que lleva, especialmente, los cortes de mayor valor, y se profundiza la definición de la carne de pollo como la más consumida (y barata), y la vacuna como la Premium. En medio, la de cerdo, y mucho más atrás, la de cordero. Los analistas estiman que se tardará de 2 a 4 años en volver a los niveles de mercado de 2019.

…que, mientras siguieron los casos de vandalismo sobre bienes agropecuarios (en especial, silosbolsa), sin mayor información oficial aún, el tema Vicentín volvía a registrar avances y retrocesos ya que antes de que el Poder Ejecutivo diera por concluida la intervención y el proyecto de expropiación, se habían producido fuertes presiones para el corrimiento de la “familia” del directorio, y también denuncias de impedimentos para que la empresa registre exportaciones, a pesar de los pedidos del juez de la quiebra. Algunos creen que ahora, lejos de calmarse las aguas, los acreedores, en especial los bancos oficiales, van a presionar por sus acreencias y, si se mantienen las restricciones de inscribir exportaciones, la definición vendrá por el lado de la quiebra excepto, que surja rápidamente un inversor/socio que pueda hacer la inyección de capital necesaria. Mientras, volvió a ser el clima el que trajo las peores noticias para el campo, a partir de la ola de frío polar en todo el territorio. En el sur, la actividad ovina resultó especialmente dañada según consignó la Mesa Nacional de la actividad, compuesta por las cuatro entidades del campo (Rural, Coninagro, Federación y CRA). “Los efectos de la pandemia se tradujeron en una fuerte contracción de la demanda a nivel mundial y en una disminución del 26% en el precio internacional de la lana desde enero pasado”, señalan en un comunicado, tras destacar que hay poblaciones aisladas y majadas enteras para rescatar. Por otra parte, con el fin de mejorar el flujo económico, plantearon “eliminar los derechos de exportación (retenciones) a todas las fibras y carne ovina, elevar los reintegros, para evitar exportar impuestos (…) y elevar el mínimo no imponible para los aportes patronales, con el propósito de preservar el nivel de empleo”. Finalmente, para recomponer el capital perdido, recomendaron “destinar una partida extraordinaria a la cartera de Emergencias Agropecuarias” para ser asignada al salvataje de la actividad. Desde Agricultura informaron que ya se avanzó con el proyecto de “asistencia rápida coordinada”, a fin de que los tiempos propios de los procedimientos de declaración (de Emergencia y/o Desastre) no demoren la ayuda a los productores de Río Negro, Neuquén y Chubut. En Entre Ríos y Santa Fe, mientras tanto, los incendios en las islas desataron una ola de denuncias cruzadas entre productores y autoridades, y hasta entre provincias. El caso es que los productores rechazan cualquier sospecha de incendios intencionales (al menos, de parte de ellos) ya que la aguda seca y las heladas harían que el fuego termine con el poco pasto que hay para la hacienda y, más vale, lo atribuyen a otros “grupos”…Esto, mientras se conoció un informe policial sobre los focos, duramente cuestionado desde la producción.

…que, otro revuelo de magnitud se volvió a dar en torno a la leche, ahora por el tema IVA, con opiniones muy divergentes entre oficialismo y oposición. Así, mientras el nuevamente diputado formoseño (UCR) Ricardo Buryaile afirmaba que “la leche que consume la mayor cantidad de gente aumentará al 10,5% de IVA”, la Secretaria de Comercio Interior, Paula Español, remarcaba que la medida procura “reordenar el desorden que generó la quita del IVA por decreto”, en referencia a la quita de este tributo a la leche dictaminado por el macrismo en 2019. “No hay ninguna razón para que el precio del producto suba”, dijo, mientras en las empresas se dividían las opiniones. La confusión surge porque mientras algunas leches se les bajó el IVA desde el 21%, a otras (que estaban en 0%) se le aumentó a fin de homogeneizar todo en 10,5%. Según la fundación cordobesa FADA, el asunto es que “desde enero pagamos 21% de IVA al comprar leche, y ahora bajaría al 10,5%. La ley original ordenaba que paguemos cero”, señala la organización. “Desde FADA, con varios diputados, propusimos volver a Ley de IVA cero en leche para facilitar un alimento básico a los que menos tienen”, argumento que también esgrime el dirigente Juan Grabois.Por su parte, en el caso de los cerdos, hasta ahora no es demasiado comprensible la discusión en torno a la eventual producción para China, que podría ampliar las exportaciones argentinas (en 5 años), unos U$S 4.500 millones. La propuesta fue comentada por el Canciller Felipe Solá, y atiende a una necesidad concreta del gigante asiático que tuvo que matar más de un tercio de su piara (unos 200 millones de cabezas), el año pasado, debido a la irrupción de la Peste Porcina en su territorio. Los cerdos constituyen la base proteica de la alimentación china y buena parte de las importaciones de granos y sus derivados son destinadas, justamente, a la producción de proteína animal que, de acuerdo a un memorándum que ya hay en Santa Fe, podría comenzar a hacerse en Argentina, que está registrando una recuperación incipiente de la porcinocultura. De avanzarse el proyecto contaría, incluso, con parte de financiación asiática, y permitiría que el país achicara distancia con Brasil (principal exportador), e incluso con Chile.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *