Economista Camacho: “Desarrollar la economía popular es un paso previo al desarrollo económico de Salta y del País”

El joven economista Facundo Camacho realizó un análisis sobre la economía del país y de la provincia; propone como solución a la pobreza y a la falta de empleo, desarrollar a la economía social y de ese modo desarrollar aún más a la economía de mercado. Sostiene que desarrollar la economía popular sería desarrollar al país y al conjunto de la economías regionales.

Análisis Macroeconómico del País y del presupuesto de la Provincia de Salta

CONTEXTO NACIONAL

El desarrollo de la tecnología en energía no convencional que se empezó a utilizar a gran escala a comienzos del siglo XXI, más precisamente desde el año 2008, marcó un cambio en la matriz productiva a nivel mundial.

Esto impactó negativamente en la Argentina con la caída del precio de los commodities, uno de los recursos principales que tiene el país como generador de divisas, tal es el caso de la soja que se utiliza como insumo de producción de biocombustibles. Al mismo tiempo se observó que en 2008 en nuestro país comienza una inflación y un déficit fiscal en alza hasta el día de hoy.

En los últimos 50 años la Argentina transitó por dos modelos cuyos resultados fueron negativos en términos económicos. Un modelo agroexportador donde se aplicaron políticas monetarias, liberación del comercio y del mercado cambiario y el segundo, un modelo donde se sobrevalua el peso de manera artificial con retenciones a las exportaciones aislándose de los mercados financieros globales.

Por un lado cuando se buscaba disminuir la inflación en la economía generaban un aumento en el desempleo como consecuencias de un fuerte enfriamiento de la economía. Por el otro lado, cuando el objetivo era disminuir el desempleo, a través del aumento en el gasto público, provocaban altos niveles de inflación; sin lograr en ninguno de los dos modelos un equilibrio de las variables macroeconómicas.

En el periodo, diciembre 2015 – 2019 se aplicaron políticas macroeconómicas en el “frente externo”.

En la liberación del comercio se lleva adelante la baja de retenciones y aranceles, el aumento de importaciones y la baja en el nivel de exportaciones. También no se exige la liquidación de divisas a los exportadores, entre otras medidas, como consecuencia trajo un superávit comercial artificial, pero hubo recesión económica.

Por otro lado en el mercado cambiario no se controla al capital golondrina o al especulador financiero, dando origen al “carry trade”, más conocido como la “bicicleta financiera”, producto del atraso cambiario y de las altas tasas de interés en peso.

El resultado de estas medidas produjo un desequilibrio externo, buscando el financiamiento para cubrir “el rojo” de la cuenta corriente y el ahorro al sector privado, pasando de 500 millones de dólares mensuales en 2015 a 1000 millones de dólares mensuales en 2016 y una continua caída de la inversión.

Con respecto al “frente interno” de este primer modelo básicamente son, disminución del gasto público, corte de la emisión monetaria, liberación de precios, altas tasas de interés, caída en la demanda con la perdida en el poder de compra y el deterioro del mercado interno, entre otros.

El segundo modelo consiste en su “frente externo” políticas de proteccionismo distorsionado, desendeudamiento externo, aumento de retenciones a las exportaciones, aumento de aranceles, liquidación de divisas en término de las exportaciones. Interviniendo así el comercio exterior.

En el mercado cambiario se regulan los controles al capital financiero especulativo.

Mientras que en el frente interno, aumenta el gasto público, generan grandes cantidades de emisión, atraso cambiario, congelamiento de precios en servicios públicos, etc.

En ambos modelos terminan sus ciclos con déficit fiscal, endeudamiento, recesión económica, alta inflación, desempleo y pobreza.

Esta oscilación de los dos modelos económicos generó las crisis de 1975, 1995, 2001, 2009 y 2018.

Modelo del Equilibrio   

La ecuación de equilibrio consiste en un principio básico para el desarrollo de la economía que son las bases fundamentales y los objetivos principales para un modelo y programa económico.

INVERSIÓN + MERCADO INTERNO = EXPORTACIÓN

Esta es la premisa fundamental que debe tener el programa económico para una Argentina en desarrollo y crecimiento y poder de esta manera terminar con el flagelo de la pobreza.

La ecuación tiene que ver con el desarrollo económico que es la armonización de estas tres variables macroeconómicas.

Con respecto a la inversión, hoy en la Argentina, es del 15% en torno al P.B.I. y el objetivo a alcanzar es llegar a una inversión que supere el 20% en los próximos años en un programa activo. Para ello necesitamos políticas que generen ahorro y crédito para la producción.

Promover el mercado interno cuidando el poder adquisitivo del consumidor, donde esta variable que es la demanda debe equilibrase con la oferta.

Logrando de esta manera un equilibrio y luego un superávit fiscal.

La Argentina necesita desarrollar un programa de aumento de exportación para generar las divisas que se requieren para mantener en armonía las variables de inversión y mercado interno. Consiguiendo superávit fiscal y de cuenta corriente.

Se precisa también una reforma laboral y tributaria que acompañe al desarrollo y a la armonía de la ecuación del equilibrio.

EFECTO PANDEMIA

La pandemia generó la caída en la oferta y en la demanda de bienes y servicios; debido a que el 70% de la población mundial se encontraba en confinamiento.

No hay precedente de esta crisis mundial y en la Argentina ya que supero las crisis anteriores como ser:

  • Crisis del Petróleo 1973
  • Crisis del Tequila 1995
  • Crisis del Sudeste Asiático 1997
  • Crisis Argentina 2001
  • Crisis Financiera 2008/9

Después de esta crisis, la mirada en el mundo será la inversión principalmente en salud y educación.

En educación, programas que se orienten al conocimiento económico y al desarrollo tecnológico.

En salud, el enfoque se centrará en higiene y redes de agua potable como estructura básica.

En Argentina antes de la pandemia la población económicamente activa (PEA) era de aproximadamente 22 millones de personas y se redujo a 18 millones, una disminución de casi 4 millones de personas.

El Estado debió asistir con programas como el IFE, ATP, tarjeta alimentar, progresar, AUH, subsidios a cooperativas y a empresas; y bonos a jubilados y pensionados. 

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Indec y organizaciones sociales.

El sector público y privado generan aproximadamente 11 millones de puestos de trabajo en relación de dependencia formal y los 11 millones restantes representan a la “Economía Popular”, de aquí se desprenden; 1 millón de planes sociales, 1 millón amas de casa, 2,5 millones de desocupados y 6,5 millones son trabajadores independientes.

Cabe aclarar que la población económicamente activa del Indec no cubre a toda la población laboral ya que trabajan con muestras de los principales aglomerados urbanos del país.

En la actualidad de la República Argentina, luego de realizar un análisis de la realidad, podemos llegar a la conclusión de que en nuestro país conviven dos sistemas económicos, uno que esta visibilizado y otro que comienza a vislumbrarse.

Por un lado definimos como Economía de Mercado al sector que genera desde el sector público y privado 11 millones de puestos de trabajo, y por el otro, a la Economía Popular o Solidaria que se encuentra actualmente en desarrollo para lograr el estado de economía social, representando a otros 11 millones de trabajadores.

Durante el confinamiento del corriente año debido a la pandemia COVID-19, se reflejó que aproximadamente 12 millones de personas en la Argentina se encuentran en el famoso sistema de economía popular que converge al mismo tiempo con el sistema económico de mercado. Esto se contactó con la gran cantidad de personas que se inscribieron para poder percibir el Ingreso Familiar por Emergencia, ante la gran crisis económica mundial en donde nuestro país no quedo exento, con una caída de nuestra economía entorno a los 12 puntos con respecto al P.B.I. ( producto bruto interno). (9 millones de personas percibieron el I.F.E.)

Cabe aclarar que definir a todo este gran sector como un sistema de economía “social” es redundante, ya que la economía es en sí, una ciencia social; pero para poder distinguirlo al sector, del sistema de mercado y ante las luchas y definiciones populares se formó con el transcurso del tiempo lo que hoy conocemos como economía popular o solidaria en pos de una economía social.

En la provincia de Salta se registró en el organismo de la ANSES, alrededor de 322 mil personas beneficiarias del I.F.E. sobre una población económicamente activa de aproximadamente 550 mil salteños, datos que se correlacionan con los datos del INDEC (instituto nacional de estadísticas y censos), de una economía “informal del 45% aproximadamente, es importante advertir que en el análisis la población de la actividad económica es estimada, por falta de un nuevo censo poblacional y por el índice de actividad económica que solo mide la región metropolitana.

Toda esta gran realidad demuestra la vulnerabilidad laboral en la que viven millones de argentinos a lo largo y ancho del país y la necesidad de generar desde todas las instituciones políticas de desarrollo económico que logren un estado de bienestar, pudiendo así satisfacer las necesidades básicas de todos los ciudadanos.

En la Argentina según el último registro nacional de barrios populares se contactó más de 4.400 barrios en condiciones precarias que no cuentan con servicios básicos de, energía eléctrica, red de agua potable, red cloacal y red de gas natural. Además muchos de los hogares que se encuentran en los “barrios populares” por identificarlos de alguna manera, no cuentan con escrituras propias. En la provincia de Salta existen 154 barrios populares, la mayoría de ellos distribuidos en el departamento capital con 46 y en el municipio de Tartagal con 39.

Es menester lograr políticas que impulsen el desarrollo de la economía popular para lograr un mayor crecimiento de nuestra economía a partir de, no solo una mayor recaudación impositiva por el aumento en la registración de la actividad económica formal sino también por el incremento de ese sector a partir de la inversión en ciencia, tecnología, educación e infraestructura.

El desarrollo de las economías regionales en todo el país sería en definitiva desarrollar al país porque generaríamos inversiones de infraestructura necesarias. El 75% de las exportaciones que realiza la Argentina es de la región pampeana. La provincia de Salta exporta apenas el 1,4% del total exportado con una población que representa el 3% a nivel nacional y con un PBI entorno al 1,5%.

ANÁLISIS DEL PRESUPUESTO

SECTORES DE DESARROLLO

  • MINERÍA
  • GAS Y PETROLEO
  • AGROGANADERÍA
  • COMERCIO E INDUSTRIA
  • INNOVACION TECNOLÓGICA
  • ECONOMÍAS REGIONALES
  • MOTOR OBRA PÚBLICA
  • TURISMO
  • PRODUCCIÓN FORESTAL
  • EXPORTACIÓN

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Economía de la Provincia de Salta.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Economía de la Prov. de Salta

El presupuesto Provincial para el año 2021 es de 157 mil millones de pesos. De los cuales las carteras de educación, salud pública y seguridad representan el 81% del presupuesto provincial. Al mismo tiempo los gastos corrientes ascienden a $ 141.996.368.467, lo que representa al 90,36% de los recursos totales del presupuesto provincial. Mientras que los gastos de capital suman $15.151.587.100, equivalente al 9,64% del total de los recursos del presupuesto provincial.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Economía de la Prov. de Salta.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Economía de la Prov. de Salta.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Economía de la Prov. de Salta.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Economía de la Prov. de Salta.

Incremento de la inversión en las áreas de salud pública, educación y seguridad con respecto al año 2020.

ANÁLISIS DESCRIPTIVOS DE INDICADORES MACRO ECONÓMICOS

Las últimas crisis de los últimos 50 años, incluída la crisis de la pandemia, nos dan como resultado los siguientes indicadores socioeconómicos.

 POBREZAINDIGENCIAINFORMALIDADDESEMPLEO
SALTA45,50%11,40%45,60%10,90%
ARGENTINA40,90%10,50%43,90%11,70%

Fuente: elaboración propia en base a datos del ministerio de economía de la provincia.

Observamos claramente que este año la pandemia produjo derrumbe de la actividad económica, donde la gran mayoría de los salteños estuvieron en confinamiento.

Los indicadores de la pobreza, la indigencia y el desempleo demuestran la vulnerabilidad social de la provincia de Salta.

Ante esta realidad, está claro que el gobierno tiene que continuar con medidas en un proceso de reapertura de las actividades económicas para poder de esta manera paulatinamente disminuir estos índices alarmantes.

La “informalidad” es otro de los indicadores socioeconómico preocupante. En el siguiente gráfico se presentan los porcentajes de la actividad “formal” e “informal”. Según algunos economistas de corriente “pro mercado” definen a la informalidad como actividad en “negro”. Mientras que otro pensamiento económico, definen a la actividad en “negro”, “como social o popular”.

En la economía popular existen, actividades formales e informales, por ejemplo un trabajador monotributista de las categorías “A” a la “D” que se encuentra en la formalidad, es considerado un trabajador de la economía popular.

Aclarando dicha distinción analizamos que en salta el 45,6% de la actividad económica es economía popular y el 54,4% restante es actividad formal.

Es importante recalcar que de los recursos provinciales el 90% son de origen del impuesto a las actividades económicas y un 7% en sellos, el 3% restante, impuestos varios.

Incorporando más trabajadores de la economía popular a la economía de mercado podríamos revertir la relación del 75% recursos nacionales vs 25% recursos provinciales. La provincia recaudaría más a partir de la inclusión de los trabajadores de la economía popular.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Economía de la Prov. de Salta.

En el presupuesto provincial se observa que los recursos de origen nacional representan el 75%, mientras que los recursos de origen provincial son del 25%.

Por otro lado, el 81% de los recursos son destinados a las carteras de educación, salud pública y seguridad. Mientras que el 77% se destinan a gastos y transferencias de personal.

REACTIVACIÓN = INVERSIÓN

El motor principal para la reactivación económica será la obra pública. En relación al presupuesto provincial anterior se incrementará en un 202%. Esto impactará en el resto de las actividades. El aumento de la inversión de la obra pública en total, con respecto al año 2020 es de 715%.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Infraestructura de la Prov. de Salta.

Entre las áreas de inversión en obra pública se destacan, agua y saneamiento, edificios públicos, educación, electricidad, salud, seguridad, vivienda, vial, conectividad, ferroviaria, producción, etc. Las inversiones superan los 33 mil millones de pesos, de las cuales 12.534 millones de pesos son provinciales, 16.976 millones son con partidas nacionales y programas nacionales de 3.748 millones de pesos y programas internacionales con montos que superan los 611 millones de pesos. Por otro lado las grandes obras serán de $6 mil millones.

Además se invertirá de acuerdo a lo presupuestado en las áreas de minería, hidrocarburos, turismo, agro ganadería, producción forestal, innovación tecnológica, comercio e industria.

En las áreas de trabajo de educación, seguridad y salud, los incrementos serán de 34%, 31% y 32% respectivamente.

En los siguientes informes de análisis desarrollaremos los distintos programas de cada ministerio, según el presupuesto provincial.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Infraestructura de la Prov. de Salta.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Economía de la Prov. de Salta.

Población Provincia de Salta según datos del Ministerio de economía de Salta.

54%Capital
10,80%San Martín
9,60%Orán
25,60%Resto

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Infraestructura de la Prov. de Salta.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Infraestructura de la Prov. de Salta.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Infraestructura de la Prov. de Salta.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Infraestructura de la Prov. de Salta.

El aumento de la inversión de la obra pública en total, con respecto al año 2020 es de 715%.

InverMáx : Inversiones y Asesorías.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *