La inflación de los trabajadores fue del 2,6% en agosto

De esta manera, los aumentos de precios se aceleraron levemente respecto del 2,4% de julio y acumularon un alza del 19% en lo que va del año.

Según el IET, los incrementos fueron nuevamente liderados por productos de electrónica, electrodomésticos, muebles y materiales de construcción. Además, influyeron ajustes en naftas y precios máximos.

Según el informe difundido en esta jornada, los incrementos fueron nuevamente liderados por productos de electrónica, electrodomésticos, muebles y materiales de construcción“debido a que son bienes durables ligados al hogar, y cuyo precio en dólares está en niveles históricamente bajos”. Las mayores subas se percibieron en heladeras (7,7%), artículos de grifería (7,1%) y cemento (5,6%).

Fuente: Instituto Estadístico de los Trabajadores

Fuente: Instituto Estadístico de los Trabajadores

Paralelamente, el trabajo del IET también reflejó el impacto del ajuste en Precios Máximos que el Gobierno había autorizado en la segunda quincena de julio. Este hecho provocó que las subas en alimentos, el rubro de mayor incidencia en el índice general, comenzaran el mes en torno al 4% mensual aunque luego se desaceleraron al 2% y cerraron el período con una variación positiva del 2,7% en promedio.

Asimismo, el aumento del 4,5% en las naftas también incidió sobre la inflación del 3,1% observada en el capítulo transporte y comunicaciones, aunque es factible que impacte más sobre septiembre ya que la corrección se realizó a fin de mes.

Con estos datos, la inflación de los trabajadores registrados de los últimos 12 meses bajó al 40,5%, lo cual significó la octava desaceleración consecutiva en la medición interanual. Para lo que queda del año, el IET avizora un escenario de convivencia entre “varias anclas como las tarifarias” y “ajustes en precios de bienes como alimentos”, que resultaría en una inflación de entre 31% y 34% para el acumulado de 2020.

Fuente: Instituto Estadístico de los Trabajadores

Fuente: Instituto Estadístico de los Trabajadores

El instituto destacó las mejoras que se vienen observando en algunos sectores relevantes para la economía argentina como la industria y la construcción, así como la moderación en la reducción del empleo formal asalariado. De cara al futuro, advirtió que la recuperación económica dependerá de cuatro factores: el futuro de la pandemia; el futuro del mercado interno; la evolución de la brecha cambiaria y la dinámica de los principales socios comerciales.

Respecto a esto último, el IET resaltó algunos indicios positivos para el repunte de la actividad local como la mejora de China, que tiene impacto favorable en el precio de algunos commodities, y la recuperación de Brasil, que está contribuyendo a ampliar la demanda del complejo automotriz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *