Buscan ampliar el numero de camas de terapia intensiva en la ciudad.

El COE de la provincia de Salta advierte que la situación sanitaria y epidemiológica “es muy compleja” ya que las cifras de ocupación en las UTI superan el 94%.

Desde la Subsecretaría de Gestión de Salud del Ministerio de Salud Pública informaron que en Salta capital la ocupación de camas de terapia intensiva es del 94 por ciento. Esta cifra trepa al 95 por ciento cuando se trata de los hospitales públicos.
El presidente del Comité Operativo de Emergencias (COE), Francisco Aguilar, aseguró ayer por la mañana que la situación sanitaria y epidemiológica es “muy compleja” en la provincia, y que la última semana “algunos departamentos entraron en riesgo alto”, aunque no especificó cuáles son.
Según la información oficial, la ocupación de camas de terapia intensiva en la provincia es del 87,4 por ciento y del 90 por ciento en el subsector público. La demanda de asistencia respiratoria mecánica es del 38 por ciento a nivel provincial y del 68 por ciento en el ámbito público.
Por la situación de tensión que hay en el sistema sanitario de la provincia ayer se decidió suspender las cirugías programadas en las clínicas y sanatorios privados. En el subsector público, esto ya estaba vigente desde hace un mes.
Aguilar observó que la situación sanitaria es “diversa” en el territorio provincial.
De acuerdo con la última referencia que se conoce, del 21 de mayo último, nueve departamentos de la provincia están en riesgo epidemiológico alto: Cachi, Capital, Cerrillos, Chicoana, La Caldera, La Candelaria, Metán, Rosario de la Frontera y Rosario de Lerma.
El titular del COE reveló que en los últimos días se sumaron otros distritos a la situación de mayor complejidad, de acuerdo con la evaluación semanal que se hace desde la cartera sanitaria provincial. 
Aguilar aclaró, que si bien desde la Dirección General de Coordinación Epidemiológica estudian la situación de manera semanal, deben esperarse 14 días, según lo que manda Nación: “Cada 14 días se hace un corte y se evalúa cómo estamos, pero la situación es compleja, muy compleja”.
En una reunión que hubo el domingo último, en la que participó el gobernador Gustavo Sáenz, se decidió suspender por 30 días las cirugías programadas en el subsector privado. Esta medida está vigente desde hace un mes en el ámbito público.
Aguilar explicó que esta decisión se debe a que se necesitan más camas en la parte privada y a que cada cirugía que se realiza ocupa medicación crítica que se necesita en las terapias intensivas.
El titular del COE mencionó que el fin de semana último en el hospital San Bernardo se abrió un ala grande con más camas de piso con oxígeno. Explicó que esto es “muy importante”, ya que permite atender pacientes leves a moderados. 
“Al abrir más camas en piso en el Hospital del Milagro y en el San Bernardo y contar con las del Centro de Convenciones para pacientes leves, el promedio de las camas de piso con las de terapia da un 77 por ciento de ocupación”, analizó Aguilar. Señaló que, “si bien la cama de terapia es la más sensible y difícil, porque requiere tecnología y recurso humano calificado, es muy importante tener camas con oxígeno”.


Hospital Señor del Milagro


En el hospital Señor del Milagro, en Salta capital, hay en total 57 camas para atender a pacientes con COVID-19 y el 95 por ciento de ellas están ocupadas. 
Del total, 8 son de terapia intensiva, 15 tienen alguna complejidad mayor y las restantes son camas con oxígeno, según reveló el gerente, Julio Garzón.
El médico dijo que se van a sumar algunas camas para atender a pacientes con COVID-19, pero aclaró que no tienen mucho margen, ya que deben atender también patologías habituales, como VIH y tuberculosis, entre otras.
Del total de camas para COVID-19, 34 están en el anexo del hospital, sobre la calle Rivadavia; 15, en la sala de infecciosas, dentro del centro sanitario, y 8, en terapia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *