La audiencia pública por la suba del boleto de Saeta, ahora todo depende de AMT

La audiencia pública para debatir el incremento del 40% del boleto que pide Saeta estaba fijada para las 8 de hoy, en la vecina localidad de Campo Quijano. 

El encuentro se realizó en Campo Quijano y personal policial impidió la cobertura por orden de la AMT. Pablo López planteó un posible “pedido de nulidad de la audiencia”.

El perímetro del salón del complejo municipal “Juanillo López” mantuvo una fuerte custodia policial desde muy temprano, sin embargo muy poca gente llegó puntual. Pasadas las 8 por medio de las fotos en las redes sociales solo podía verse a cinco personas sentadas en el salón comunal. Recién pasadas las 9 comenzaron a llegar los participantes.

En la grilla había 11 oradores anotados para la audiencia, sin embargo no se los pudo escuchar ni guardar registro sobre sus argumentos porque no dejaron ingresar a la audiencia que sólo en el nombre quedó como “pública”.

Se sabe que la cuarentena por la pandemia dio para todo pretexto para todo tipo de excesos por parte de las autoridades; hasta las libertades individuales se vieron afectadas. Ahora también la libertad de informar.

En la puerta de ingreso al predio se apostó un equipo con gente del Municipio y de la Policía de la Provincia con la orden expresa de parte de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMT) de sólo hacer ingresar a 30 personas. Había una lista con 30 nombres y solo esos pudieron entrar. La razón principal para impedir la cobertura fue que “no pueden estar más de ese número juntas para prevenir los contagios por coronavirus”.

 En la calle de acceso al predio algunos miembros del MTS se manifestaban con carteles. A ellos también se les impedía el ingreso al lugar.

“Nosotros venimos a protestar para frenar el boletazo y a denunciar este negociado que hay entre la AMT y SAETA por el cual quieren llevar a 35 pesos el precio del pasaje de colectivo. Las empresas ya están siendo subsidiadas por el Estado y ahora quieren que este aumento en las ganancias de los empresarios lo paguen los trabajadores que son los más afectados por el estancamiento de salarios y la alarmante inflación. Pedimos la estatización de transporte público en control de los trabajadores y audiencias que sean verdaderamente públicas y vinculantes y no esta truchada que se hace entre el Gobierno y los empresario dejando de lado a los usuario”, Andrea Villegas, referente del MST.

A las 9.30 dejaron ingresar a la prensa, pero ya era el final de las exposiciones. No se pudo escuchar nada, no se pudo registrar ni uno de los 11 argumentos, todos en contra de la suba. Sólo dos personas ampliaron sus exposiciones.

Uno fue el concejal capitalino José García quien aseguró que “sólo se hacen audiencias para los aumentos de boleto y nunca van por una mirada superadora donde se ponga sobre la mesa la calidad del servicio”.


“Es muy grave que no dejen ingresar a la prensa, especialmente en este tipo de audiencia donde los público se pone en juego. Atenta contra muchos derechos y se podría ver la posibilidad de plantear la nulidad de la audiencia”, dijo el ex legislador del Partido Obrero, Pablo López.

“La AMT hizo un listado de 30 personas para ingresar al salón y se lo entregó a la Municipalidad. Por ese motivo, tanto periodistas como manifestantes quedaron afuera, quienes reclaman que la audiencia debería ser pública y vinculante”, contó la gente apostada en la vereda.

Consultado al respecto, el vicepresidente de la AMT, Gustavo Serralta, negó rotundamente la orden dada a los policías y los acusó a ellos de haber impedido el ingreso a la prensa.

Lo que debía ser una crónica sobre los argumentos contra el aumento del precio del pasaje en colectivo se transformó en un nuevo atropello a los derechos utilizando la pandemia como pretexto.

El último incremento del boleto se resolvió en noviembre de 2019 y la AMT tiene la facultad de decidir, a partir de la audiencia de hoy, si impedir el aumento o permitirlo y en qué porcentaje.

La empresa que opera el transporte metropolitano de pasajeros presentó en los primeros días de enero un pedido ante la AMT de aumento del 35 al 40%. Desde Saeta se adujo que es necesario adecuar el precio del servicio a las constantes subas de los costos en los insumos. También se destacó el bajo nivel de recaudación que hubo el año pasado como consecuencia de la cuarentena y el cierre de actividades en la peor etapa de la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *