Más ambulantes acordaron salir del centro y reubicarse

Luego de días muy convulsionados, la Municipalidad de Salta está logrando cerrar acuerdos con más sectores de vendedores ambulantes y carreros para que salgan del centro de la ciudad para que se trasladen a las plazas Italia y Francia, ubicadas en un sector del parque San Martín.

Este grupo dejará de vender en las peatonales y se ubicará en las plazas Italia y Francia, en un sector del parque San Martín. Falta cerrar con un sector.

Ayer se llevó adelante una mediación, que fue convocada por el Centro de Mediación del Ministerio Público. Luego de cuatro horas de negociación, un grupo de los vendedores ambulantes aceptó la propuesta de la Municipalidad, mientras que el sector nucleado en el gremio Sivara expresó que “no están de acuerdo con la propuesta” y se retiraron de la mediación. La idea es seguir buscando alternativas para arribar a una solución.
Si bien el municipio ya tenía previsto el reordenamiento, la madrugada del domingo 10 explotó una bomba con el asesinato del joven Nahuel Vilte, en pleno parque San Martín. En ese momento se apuntó a las mafias que operan en el parque y se adueñaron del espacio público presionando y extorsionando a los vendedores. Tras este episodio se sacó a los ambulantes del parque y luego de las peatonales. 
Tras la mediación, Ramiro Angulo, procurador adjunto de la comuna, le dijo que luego de una larga jornada se logró llegar a un acuerdo, con varios puntos establecidos. “Estuvimos reunidos con un grupo de ellos, en particular son los que estuvieron detenidos la semana pasada. Sabemos que representan a un grupo de trabajadores, pero no tenemos el número exacto”, expresó.

Consultado sobre desde qué momento este nuevo grupo de vendedores que se sumó al acuerdo podrán ubicarse en las plazas Francia e Italia con sus puestos de venta, Angulo destacó que desde hoy ya pueden hacer uso de este espacio.

Rechazo

El funcionario destacó que el grupo nucleado en Sivara mantiene una postura más radical y aducen que son vendedores ambulantes desde hace 30 o 40 años. “Más allá de que están en la ilegalidad, para ellos es una forma de vida y así lo expresan”, afirmó Angulo, quien recordó que los vendedores que ya firmaron la mediación pueden volver a trabajar y que sobre aquellos que no lograron un acuerdo se mantiene la medida cautelar. 
El convenio al que se logró arribar con los vendedores ambulantes estipula que deberán respetan el espacio designado en las plazas Francia e Italia, con el objetivo de mantener el orden público.
También se comprometen a llevar adelante su actividad en un marco de respeto y no agresión. Este último pedido hace referencia a que se eviten conductas agresivas ya sea gestuales, verbales o físicas. 
Que se eviten las peleas entre puesteros o entre estos y terceros. También se les reclamó que no asistan alcoholizados o bajo los efectos de alguna otra sustancia, a los fines de evitar poner en riesgo sus vidas y la de quienes comparten este espacio de trabajo. 
Aquellos que se dediquen a la venta de productos por pesaje deberán contar con instrumentos de pesos y medidas, según lo reclaman las autoridades de control municipal. Finalmente, los vendedores se comprometen a presentar la documentan requerida por las autoridades municipales, a los fines de que se les otorgue un permiso provisorio y temporal, que garantice el ejercicio de su trabajo. Este acuerdo tendrá una vida útil de tres meses. 
El jueves, la Municipalidad había acordado con otro grupo de más de 120 trabajadores informales, quienes también estarán en la zona del parque que se destino para que trabajen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *