Tartagal: el peligro de las calles en mal estado

Dos hermanas de la comunidad sufrieron fuertes lesiones tras hundirse con su moto en un pozo profundo cubierto de agua mientras transitaban.

Las pérdidas de agua y de líquidos cloacales, por ser tan habituales en el ejido urbano, en los barrios y comunidades de Tartagal, de un tiempo a esta parte han dejado de ser noticia a pesar de que los vecinos no dejan de quejarse de esta situación, que verdaderamente a los tartagalenses los tiene saturados.

Los días en el norte se presentan un poco más frescos, por lo que la falta de provisión de agua, si bien no deja de ser un problema, es un tanto menor que el verdadero drama que se presenta en los meses de verano, cuando además de las temperaturas, que nunca bajan de los 43 grados, los vecinos deben soportar la falta de agua días enteros.

Como las obras se hacen con un nivel de deficiencia tan notorio, los arreglos duran un par de días y vuelven a ser un problema. Pero lo que le sucedió a dos chicas durante la noche del domingo fue dramático, sobre todo para la salud de ambas.

Cuando las dos hermanas, de 24 y 23 años, transitaban con dirección hacia el puente del río Tartagal por calle Aráoz, literalmente cayeron a un pozo tan grande que el rodado quedó dentro de la excavación y ambas chicas tiradas al costado, con golpes y serias lesiones.

Se le salieron los dientes

“Mi hermana Johana, que venía conduciendo, se arrancó los dientes porque cayó de boca, y la más chica tiene golpes en todo el cuerpo. Lo que sucedió es gravísimo y gracias a Dios vivieron para contarlo, porque si no hoy otra sería la situación de toda mi familia”, relató Manuel, quien reside en la provincia de Jujuy y apenas se enteró de lo sucedido a sus hermanas viajó a Tartagal.

“Mis dos hermanas iban en la moto, porque vivimos por ahí, cerca del puente; había un tremendo pozo y nosotros no sabemos quien lo hizo, si la Municipalidad o Aguas del Norte, pero lo único cierto es que la moto quedó adentro del pozo y en la caída mi hermana Johanna dio con el rostro, por lo que perdió varios dientes”, agregó.

El hermano, conmocionado, señaló: “Lo que comentan algunos vecinos es que unos minutos antes otro motociclista también se había topado con el pozo pero alcanzó a esquivarlo, suerte que no tuvieron mis hermanas”.

Operarios de la municipalidad, tapando el pozo.

“Tener semejante cráter sin señalizar es una irresponsabilidad tan grande que no tiene calificativo”, expresó el hermano de ambas jóvenes, quienes en la mañana de ayer aún se encontraban internadas en el hospital Juan Domingo Perón.

El joven relató: “Soy amigo de varios funcionarios municipales, los llamé, les dejé mensajes para informarles lo que les pasó a mis hermanas pero nadie me contestó. Uno solo me pasó el número de teléfono de un abogado, lo que me pareció muy raro. Seguramente cuando las dos se recuperen harán la denuncia, pero nosotros no sabemos todavía quiénes son los responsables. Seguramente alguien tendrá que responder por semejante irresponsabilidad, de eso no tengo dudas”, expresó visiblemente molesto.

En la mañana de ayer personal municipal trabajaba en la cobertura del pozo que le provocó una grave lesión a una de las jóvenes y golpes y contusiones a su hermana menor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.