Tartagal: Una joven denunció que es violada hace años a por sus tres hermanos

La joven de 17 años no aguanto más y llegó llorando el sábado, a la parroquia La Purísima, ubicada en el centro de la ciudad de para contar lo que le estaba sucediendo.

Una chica de 17 años llegó llorando el sábado, parado el mediodía, a la parroquia La Purísima, ubicada en el centro de la ciudad de Tartagal, en Salta, y cuando apareció el cura párroco, en un ataque de nervios, le contó: “Me cansé. Siempre lo mismo. Me cansé de que me violen”.

Así, en la parroquia, la menor relató que desde hacía varios años sus tres hermanos mayores de edad la abusaban sistemáticamente. Comenzó una causa penal a cargo de la fiscal Lorena Martínez, titular de la fiscalía de violencia familiar y género de la jurisdicción: se detuvo a dos de ellos de 18 y 20 años mientras que buscan a uno de 30 que viviría en la capital provincial y está prófugo

Horas antes de las detenciones un patrullero de la Comisaria N° 42 de la Policía provincial, fue a la casa de la víctima para ubicar a la madre de la joven para que pueda acompañarla en la denuncia y en los estudios protocolares que debía hacerse en el hospital de la zona para descartar algún tipo enfermedad producto de los abusos. Se encontraron con una sorpresa. La mujer ni siquiera quiso abrir la puerta y trató a su hija de mentirosa: “Sáquenla de acá, es una mentirosa. Siempre miente. Lo que dice es mentira, mis hijos no hicieron nada”, gritaba la mujer desde adentro de la vivienda.

Los policías intentaron pedir por el padre de la menor, pero nunca apareció. Antes de que los efectivos se vayan, la madre les aclaró que la chica no podía volver “por mentirosa y por joderle la vida a la gente”.

Ante esta situación, la víctima refirió que la única persona que podía ayudarla era una tía paterna. Una vez que ubicaron a esa mujer, que sí aceptó ayudarla, la reunieron con su sobrina para que le cuente los detalles de su tormento. Cuando terminó esa breve reunión llevaron a la menor a un hospital de la zona para que la revisen. Luego, la trasladarían a comisaría para que realice la denuncia formal y así impulsar el expediente.

“La víctima relató como pudo que había sido abusada por sus hermanos desde los 5 años. Es decir casi 12 años de violaciones. Lo soportó sin decirle nada a nadie porque según aseguró la tenían amenazada. Si contaba algo la iban a tratar de loca y se iba a quedar sin casa. Aclaró que sus padres no supieron nada de la situación durante todo esos años”, explica una fuente de la investigación.

La tía paterna que la acompaña también realizó una denuncia que se suma al expediente, basada en el relato de la víctima. Los primeros abusos, simples, ocurrieron en la infancia: el acceso carnal comenzó supuestamente al cumplir los 12 años.

Ya con esa información en su poder, la fiscal Lorena Martínez ordenó la inmediata detención de los hermanos que la menor identificó como sus agresores. Cuando un equipo de la policía local llegó a la casa de la nena volvió a encontrarse con la resistencia de la madre que les impedía el ingreso pero esta vez forzaron la entrada. En el fondo del lugar se encontraron con dos de los hermanos de 18 y 20 años que quedaron inmediatamente detenidos.

“El tercero no lo pudimos encontrar pero por tareas de inteligencia que realizamos sabemos que desde el año 2019 está viviendo en Salta capital. Por eso enviamos los exhortos correspondientespara que lo busquen. Aun no pudimos arrestarlo pero estamos muy cerca”, asegura una fuente judicial.

Mientras la investigación avanza, la victima vivirá con su tía. “A su casa no puede volver porque su madre dejó en claro que no la quiere de nuevo viviendo con ella”, explican desde la fiscalía. Una vez que esté en condiciones de declarar lo hará ante una psicóloga que ya fue autorizada para tomarle testimonio. En base a eso se determinará la marcha del expediente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *