Tartagal: vecinos “secuestraron” un camión con agua

Exigen soluciones de fondo al reclamo de la permanente falta de agua en los hogares.Tomaron el camión en forma simbólica. Le colocaron carteles para ser escuchados.

Aunque disimulada, la falta de agua en varios puntos de la provincia comienza a caldear los ánimos de los usuarios. La demora en la llegada de las lluvias y el calor reinante profundizan el problema, aunque los vecinos insisten en que este no es un argumento válido, ya que “desde hace meses no sale una gota de agua de los grifos”.

Cansados de la falta de respuestas al eterno problema de la falta de agua, los vecinos de la zona oeste tomaron el fin de semana una medida bastante drástica: cuando llegó el camión para repartir agua entre los vecinos que habían hecho el pedido porque sufrían el corte del suministro, obligaron al chofer de la unidad a descender y tomaron el camión al que le pegaron carteles reclamando por la falta de agua.

Así, el vehículo permaneció durante varias horas hasta que los vecinos decidieron liberarlo, pero advirtieron sobre la imperiosa necesidad de que el tema del agua se solucione en forma definitiva y que los responsables de la prestataria del servicio se acerquen a la zona que más padece la falta de agua durante prácticamente todo el año.

Los barrios del oeste se encuentran en una zona elevada y la última a la que llega el suministro de agua, por tanto carecen del vital elemento que se termina consumiendo en el resto de los barrios de Tartagal.

Los vecinos que se reunieron a la vuelta del camión expresaron su bronca por la situación porque “dijimos basta; hace 5 meses que no tenemos agua ni para higienizarnos; esto no es vida y la empresa nos manda el camión dos veces a la semana, pero eso no es suficiente; en mi casa somos 12 personas. Somos pacíficos y educados pero esto llegó al límite”, expresó una de las vecinas que colocó uno de los carteles.

Otra joven mamá refirió que “es un drama para mandar los chicos a la escuela porque es increíble pero no tenemos agua ni para bañarlos; nos dan dos tachitos de agua que solo nos alcanza para utilizar en la cocina y esto no puede seguir así. Tenemos que comprar el bidón de agua a $80 cada uno para consumo y con eso no hacemos nada”.

Los vecinos explicaron que “para que el camión que manda Aguas del Norte nos deje un par de tachitos, tenemos que presentar una nota; si no tienen la nota, no nos dejan. Este año no salió agua ni ese día que casi se cae el cielo por la tormenta que cayó. Tampoco es excusa que hace calor, porque en el otoño y el invierno tampoco salió una gota de agua de nuestras canillas. Nos hemos pasado todo el año rezando para que llueva, para juntar en tachos y todavía tienen la caradurez de decirnos que quien no pagó la factura en tiempo y forma no puede presentar notas para que nos dejen el agua”, expresó indignada.

Al referirse a las medidas que seguirán adoptando, los vecinos coincidieron en que “necesitamos que vengan los responsables de la empresa Aguas del Norte para darnos explicaciones pero, sobre todo, una solución definitiva”.

La semana pasada hubo otra fuerte protesta de usuarios en Salvador Mazza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *